martes, 21 de octubre de 2014

Jarea (Canciones al óleo)

Bodegón jareas (A. Padrón)

Soy una jarea tendida al sol.
Boca y ojos de par en par;
Ojos que lo dicen todo,
boca que no puede hablar.

Destripado y sin corazón,
limpio y oliendo a mar.
Encarando a la brisa, partido en dos,
que quieto no me deja estar.

Soy una jarea tendida al sol,
y en cualquier azotea canto yo.
Soy una jarea tendida al sol,
y en cualquier azotea respiro amor.

Soy una jarea tendida al sol,
por la aleta, cogido del revés.
Todo lo poco que yo soy
es todo lo que puedes ver.

Si en la costa me dejan secar,
de la cumbre extraño la humedad.
Si tendido en la montaña, quizás,
añore un baño en el mar.





martes, 7 de octubre de 2014

Santiguadoras (Canciones al óleo)

Santiguadoras  (A. Padrón)

Ya ponen agua a hervir,
dentro de un caldero,
con rabo de lagarto
de la isla del Hierro,
dos hojas de laurel
de los altos de Gáldar
y a la cresta de un gallo
un trocito se le arranca.

Con huesos de conejo
se hace la taleguilla,
con imperdible se esconde
bajo la camisilla.
A la lumbre de una vela,
no hay misterio que se esconda,
cuando comienzan los rezos
las dos santiguadoras.

Si quieres enamorar
u olvidarte de Afrodita,
si te “esconchavas” la barriga
o sólo caes en la desdicha.
Si te asusta el mal de ojo
o tienes, sólo, mala racha,
si te mueres de jaqueca,
no dejes de visitarlas.

Porque cada abismo tiene un santo,
cada reto un paso atrás
y no pases por la acequia
si te van a santiguar.



lunes, 22 de septiembre de 2014

Niña de las mariposas (Canciones al óleo)

Niñas con mariposas, Antonio Padrón,1950


Cuéntame tu secreto
niña de ojos vacíos
oscura mirada heredada
que vuelve al placer hastío.
Cuéntame tu secreto
niña de gesto cruel
mano que nada toca
¿tu sonrisa dónde fue?

Cuéntame tu secreto
niña de cabello negro
deshoja esa margarita
que tienes en tu pecho.
Cuéntame tu secreto
piel de pergamino
darte la oportunidad quiero
de que cambies tu destino.

Cuéntame tu secreto…

Cuéntame tu secreto
¡suéltate la melena!
que arrancar tengo gana
de tu alma esa pena.
Cuéntame tu secreto
niña de las mariposas
¡arráncate esa espina!
que para ti, traigo rosas.

Cuéntame tu secreto…




martes, 9 de septiembre de 2014

Cuando marcha el sol (Canciones al óleo)



Paisaje urbano (A. Padrón)

A buscarte vengo
con andar no lento,
a mirarme voy
en tus pupilas hoy.
A besarte corro 
apenas te veo  
y abrazarte fuerte
a ver si te suelto.


Voy pensando en frases
con las que deslumbrarte
se me olvidan todas
cuando tú estas delante.
¡Ay! cómo pasa el tiempo
siempre que estamos juntos
y hay que ver que lento
pasa si no te tengo


Porque la luna viene
cuando marcha el sol
y la brisa sopla
y ya se va el calor




sábado, 15 de marzo de 2014

En el mercado



En el mercado

Desde muy temprano se desvela
con sonidos metálicos de verjas
que se abren con novedosos planes
para otra bulliciosa jornada de venta.

La suerte se sitúa con problemas
en silla de madera junto a la puerta
y oculta detrás de cristales negros
pregona -para hoy- a los cuatro vientos.

Todo tiene su precio en el mercado,
y no importa que vayas
con tiempo o apurado.

Sólo para varones -se diría-
Ya desprende olores la cantina,
-No tardes en ponerme la gasolina-
para empezar con buen pie el nuevo día.

Ya tiene visitantes Doña Josefa
en busca de la buena fruta fresca
-No me las pongas como el otro día-
que empiezo a comprárselas a María.

Todo tiene su precio en el mercado,
y no importa que vayas
con tiempo o apurado




sábado, 8 de marzo de 2014

La lluvia



La lluvia



Cae la lluvia invocada,
la lluvia esperada,
la lluvia sagrada,
la lluvia ladeada.

Cae la lluvia alada,
la lluvia embargada,
la lluvia callada,
la lluvia dorada.

Cae la lluvia fija,
la lluvia móvil,
la lluvia hija.
la lluvia dócil,

Cae la lluvi chiste,
la lluvia mágica,
la lluvia trágica,
la lluvia chispi-chispi.

Cae la lluvia histórica,
la lluvia arpón,
la lluvia histriónica,
la lluvia de ron.

Cae la lluvia despacio,
la lluvia gandula.
la lluvia dura,
la lluvia fashion,

Cae la lluvia y empapa mi ropa,
cae la lluvia y levanto mi copa.

martes, 4 de marzo de 2014

Ni rastro del invierno



Ni rastro del invierno

Tu ausencia provoca tormenta de tristeza,
cúmulos de memoria, cirros de recuerdos,
estratos de amargura, marejada en el alma,
lágrimas de San Lorenzo

Tu presencia; huracán de felicidad,
rocío de alegría, eclipse de aburrimiento,
 noche con luna, solsticio de contento
y ni rastro del invierno.